¿Qué haces aquí?

Tu motivo no me importa. No te conozco.


No creo que seamos amigos (por ahora). Si lo fueras, me mandas ahora un WhatsApp y me cuentas que estás por mi web y de paso quedamos y me invitas a algo.

Te puedo contar de mí que intento no fallar a mis suscriptores con mi email diario donde doy consejos, regalos, tips... Lo que venga cada día.


Sería bueno que tú fueses uno de los que recibe mis correos. No hago Spam aunque sí que te aviso que te voy a estar enviando valor cada día.


Intentándote vender, por supuesto. Sería tonto si no lo hiciese.


Programas buenos, bonitos, baratos. Como diría Mohamed.


Y eficaces.


También enseñarte a hacerlo.


Eso gratis.


Puede ser el comienzo de nuestra amistad.

Por ejemplo, puedes descubrir cómo diseñar embudos de venta que aumenten brutalmente tus ventas y tu captación de clientes potenciales cada día.


En mi curso gratuito de embudos de Venta. Es gratis verlo y dejar de verlo también.

La calma ante todo

Siempre he sido un tío muy calmado, muy tranquilo y capaz de calmar a los demás. No me gustan las prisas y todo me gusta hacerlo con naturalidad y sin esfuerzo.


Y no hablo del sexo, aunque también aplicaría.


Yo lo que hago es que me dedico al marketing digital.


A mi manera pero, al marketing digital.


Siempre he sido de esos que si todos van por un lado, yo por cabezón, voy por el otro.


No me va mal.


Me encontré estos años con muchos "Gurús" que te dicen qué hacer, cómo hacer y por qué hacer. QUÉ ME HARTÉ.


Ahora hago lo que me da la gana.


Y me va bien.


Es mejor mi marketing que todo el que he podido aprender de ellos.


Y no es que sea arrogante, simplemente que es así.


Ellos solamente querían venderme sus cursos.


Y vaya que lo hicieron, más de 20.000€ invertidos en cursos.


Me hicieron más experto? sí.


Que tuviese más ventas? no.


Sinceramente creo que:


NOSOTROS MISMOS NOS COMPLICAMOS LA VIDA


Hay métodos, como los embudos de venta, que pueden convertir visitantes en clientes. Es un proceso que fluye naturalmente.


Y que me obsesiona, la verdad.


Pero no es una cuestión de vida o muerte.


NUNCA.


La vida es muy sencilla y si quieres que tu negocio vaya bien, sólo tienes que aprender a ser más tú mismo cada día.


Y olvidarte de todo lo demás.


Tú mismo y punto.


Y sí, he ayudado a algunos cientos con esto de los embudos, pero no es algo de lo que alardeo.


Hay quien usa las redes sociales y el móvil para jugar a juegos, ver bailecitos en TikTok o ver qué hace su vecino y yo sólo lo uso para trabajar.


Lo paso bien así. Es mi vida.


Las redes sociales bajo mi punto de vista, son para ganar dinero.


Pero ojo, es mi opinión.

¿Quién Soy Yo?

Soy Alex Pérez, un padre enamorado del diseño web y el marketing digital.


Empecé en internet porque me gustaba quedarme en casa encerrado mientras mis amigos salían de fiesta.


Luego con los años empecé a hacerlo profesionalmente porque quería quedarme en casa y estar con mis hijos.


Siendo sincero, nunca he tenido un plan firme para nada, ni creo en ellos.

Empecé en 2001 en el sector de la construcción, con el casco puesto y la cabeza llena de pájaros (pájaros que todavía tengo).


Aquellos años como autónomo fueron mis primeros pasos en el mundo empresarial. En vez de andar, estuve cojeando durante 10 años.


Pero 10 años muy bonitos.


Eso sí.

Cada una de esas experiencias frustradas, dejó una huella en mí, moldeando mi enfoque y mi paciencia.

Todo sucede por algo

En 2015 cuando me enteré del futuro nacimiento de mi hija Alexia, me empecé a replantear mi camino.


Fue ahí cuando decidí trabajar exclusivamente online, buscando el equilibrio entre ser padre y profesional.


Quería estar a su lado siempre y trabajar en internet era mi opción para hacerlo.


Inicié vendiendo iPhones reacondicionados de importación que, a pesar de que no iba mal, terminó complicándose demasiado.


Incluso me hice amigo de un chino, un proveedor con el que hablaba por WhatsApp.


Cuando dejé de vender teléfonos, el amigo desapareció.


Sin embargo, cada tropiezo fue un escalón más en mi aprendizaje.


Fue el hobby del diseño web el que, casi sin darme cuenta, se transformó en una profesión.


Y a medida que exploraba este nuevo terreno, me fui adentrando en el marketing digital y el marketing de afiliados.


En este proceso de transformación, mi familia ha sido mi ancla y mi faro.


Ver a Alexia y luego a Miguel crecer, mientras yo me abría camino en este nuevo mundo digital, ha sido una experiencia enriquecedora en múltiples niveles.


Incluso mi mujer se pudo tomar 4 años sabáticos y estar juntos los 4 y viviendo de esto de internet.


Si hubiese estado viendo bailecitos, seguro que no habría sido así.


Aunque francamente, ha pasado tanto tiempo que los detalles se vuelven borrosos. Lo que sí recuerdo es el esfuerzo invertido para llegar hasta aquí.


¿Sabes esa sensación de correr en una cinta sin avanzar? Así me sentí durante mucho tiempo.


Y todavía me siento así a veces, siempre me han gustado los retos y complicarme la vida.


Me dedico al Marketing digital y me enfoco en los embudos de venta y los negocios digitales.


Tengo una inclinación natural hacia los procesos de venta automatizados y el diseño de páginas para captar suscriptores, sin importar el tipo de negocio.

Yo tuve mi camino, y tú tendrás el tuyo

Seguramente no nos conocemos, o seguramente sí. Esto lo sabrás tú solamente.


La IA evoluciona mucho cada día pero hasta ahora todavía no me dice tu nombre cuando visitas mi web.


Así que no sé si te conozco.


Ni sé la situación que estarás atravesando ahora mismo.


Sea cual sea tu situación, quiero que sepas que yo me dedico a ayudar a otros emprendedores en su marketing digital y en el de sus negocios.


Mi trabajo es simple.


Grabo vídeos, envío correos, diseño sitios web y embudos, edito vídeos y paso ratos muertos en Canva diseñando alguna foto.


Esos pequeños pasatiempos me hacen ganar dinero.


Ojo: No paso el día haciendo el vago ni mucho menos. Simplemente hago lo que me gusta y gano dinero con ello.


Por supuesto hay que aprender y hay que vivir lo que haces. Cada segundo que paso trabajando me enamoro más de mi trabajo.


Si eres de los que quieren ganar dinero sin trabajar, ya puedes estar cerrando esta página.


Ciérrala ya, en serio.


No creo en las oportunidades de dinero desde la nada ni en ese cuento que te cuentan algunos gurús de que si aplicas el paso a paso que te muestren, tú también ganarás dinero.


Hay que ser honestos y entender que no todo el mundo tiene las mismas posibilidades.


Aunque te vendan que sí que las tienes, no las tienes.


Sólo quieren venderte.


La venta necesita además de habilidades y conocimiento, de actitud.


Y si eres tan soso o sosa que te daría pereza deletrearme tu nombre sin parpadear, mejor salte de la página.


En serio.


En mi caso, cuando empecé a grabar vídeos me ponía tan nervioso que parecía que me habían dado un guantazo en cada oreja de tan rojas que se ponían.


Era como mi amigo el tartamudo del que tanto se reían los hijos de puta de mis amigos de pequeños, el que por suerte con los años dejó de tartamudear pero al que le hicieron una infancia tan complicada, que tuvo que cambiar de pueblo y de amigos.


Yo sigo siendo amigo de ellos pero como te iré contando en mis correos dentro de poco, también dejé de salir con ellos por otros motivos aunque similares al de mi amigo.


No necesito que compres algo de mí ni que contrates mis servicios; estoy aquí simplemente presentándome porque te tomaste la molestia de visitar mi web y es lo mínimo que puedo hacer.


Por educación más que nada.


Eso me enseñó mi madre.


Así que aquí me tienes, Alex Pérez, siempre voy por caminos digitales, padre, emprendedor, y, sobre todo, un ser humano que sigue aprendiendo y disfrutando del viaje.


Los culpables de que trabaje en internet y de todo mi éxito son mis hijos. Y es lo mejor que he hecho nunca.


Ellos, sin saberlo, nos enseñan a ser mejores profesionales, mejores mentores y, sobre todo, mejores personas.


En mi trayectoria, he tenido la suerte de conocer a personas de todas partes, cada una con sus propias historias y sueños.


Algunos, como yo, son padres y madres tratando de equilibrar la vida familiar con sus ambiciones profesionales.


Entiendo sus luchas y celebro sus victorias porque reflejan las mías.


No tengo todas las respuestas, pero tengo muchas experiencias y aprendizajes que compartir.


Y si en ese compartir puedo ayudar a alguien a avanzar un poco más en su camino, entonces todo este viaje habrá valido la pena.


Así que si quieres aprender a crear embudos de venta EFECTIVOS, conmigo puedes.

Descubre cómo hacer buen marketing digital en tu negocio y diseñar embudos de venta que aumenten brutalmente tus ventas y tu captación de clientes potenciales cada día.


Accede a mi curso gratuito de embudos de Venta. Es gratis verlo y dejar de verlo también.

Y si no, está perfecto también. En cualquier caso, seguiré aquí, disfrutando de lo que hago y compartiéndolo con quien esté interesado.

POWERED BY ALEX PÉREZ


COPYRIGHT AFILIADOS WORLD © 2024 | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Privacidad